Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail
Curiosidades sobre  casas_firma

 alfonso xiii Retrato del rey Alfonso XIII, 1905. Museo de la Caza. Palacio Riofrío, Segovia.
Ramón Casas tenía gran interés en hacer un retrato del rey Alfonso XIII.
En 1904 se traslada a Madrid y consigue que el rey le conceda una primera se
sión de una hora durante la que estudia una posición adecuada del monarca y el caballo y toma distintas fotografías.
El escultor Agustín Querol ofreció a Casas su taller en Madrid para trabajar. El pintor aprovechó la estancia para visitar asiduamente el Museo del Prado y realizar copias de cuadros. Es evidente la influencia de los retratos equestres de su admirado Velázquez en esta obra.
Curiosamente, a pesar de su enorme interés,  -visitaba a diario las caballerizas reales de Palacio- el resultado no convence al rey ni a su familia ya que la imagen no mostraba ningún signo de autoridad y debido a su realismo el conjunto resultó más burgués que cortesano.
En 1905, Charles Deering, millonario norteamericano, se interesó mucho por el retrato del rey; lo compró y además encargó a Casas que hiciera el retrato de sus hijas. Pintor y cliente se harán amigos y recorrerán juntos Cataluña.
En 1909 Casas viajará a los EEUU y Cuba, invitado por el industrial americano, y allí realizará retratos de conocidos de los Deering. A Casas le entusiamó Nueva York.
"Te lo juro que aún tiemblo y estoy verdaderamente emocionado, no pensaba tanto..." Escribe a su amigo Miguel Utrillo.

deering_casasRetrato de Charles Deering. 1914. Cau Ferrat, Sitges. eeuuCharles Deering, primero a la izquierda y Ramón Casas, con pipa, en EEUU.

Museo Maricel,  SitgesMuseo Maricel, Sitges.

A su vuelta viajan juntos a Sitges y a Charles Deering le gusta tanto el pueblo que decide comprar el antiguo hospital para rehabilitarlo y convertirlo en su residencia a la que llamará Maricel (mar y cielo), inspirado en la obra del escritor y poeta Àngel Guimerà. El americano, agradecido a Casas, le regala un edificio dentro del conjunto, al lado del Cau Ferrat, la casa y estudio de su amigo Santiago Rusiñol y que en la actualidad es un museo.
Mr. Deering irá adquiriendo pinturas, esculturas, incluso retablos enteros, colección que  instalará en Maricel, hoy día también convertido en museo.
 

la sargantainLa Sargantain, ca. 1907 Colección Círculo del Liceo, Barcelona.

La joven vendedora de lotería, Julia Peraire, será, desde el inicio de su relación, una figura muy repetida en sus retratos y carteles. Su imagen irá cambiando según vaya evolucionando la relación amorosa.
El nombre de Sargantain que aparece en el retrato, un falso galicismo, pudiera referirse a lagartija -sargantana en catalán y pronunciado en francés- quizá porque el pintor bromeara nombrando así a la que ya era su amante.
En los primeros retratos aparece una mujer llena de sensualidad fruto de la pasión amorosa, pasión que con el tiempo se iría transformando en una expresión de cariño hacia una señora burguesa en su entorno cotidiano. Hacia 1912 el pintor, aunque continúe retratando a Julia, eligirá una nuevo modelo, Carmencita, mujer morena de ojos oscuros y con rasgos más típicos de mujer española.
En 1913, tras la muerte de su madre, Casas, se traslada al barrio barcelonés de Sant Gervasi, lejos de su familia, donde por fin ya se siente libre para compartir su vivienda con Julia y la madre de ésta; faltarian unos años aún hasta 1922 en que pintor y modelo contraigan matrimonio.