Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

Curiosidades sobre  1firma_peirce


autorretrato_pierceAutorretrato en su taller, 1950. Waldo Peirce. Col. privada.La biografía de este personaje está salpicada de historias entretenidas y aventuras bromistas. Algunas están documentadas en cartas y relatos de testigos, mientras que otras fueron siendo repetidas y embellecidas por su protagonista a lo largo de los años.

Después de graduarse en Harvard, Peirce se embarcó con su compañero de clase John Reed (que se haría famoso por su libro Siete días que conmocionaron al mundo, sobre su experiencia durante la Revolución de Octubre en Rusia) en un barco mercante con destino a Gran Bretaña. Al darse cuenta que su acomodación en el mercante era muy mala, a Peirce no se le ocurrió otra cosa que tirarse por la borda del barco y nadar hasta el puerto de Boston, dejando sus cosas a bordo. Al no saberse en el barco donde se encontraba Peirce, Reed fue acusado de haberle tirado por la borda. Peirce, que ya en tierra se embarcó en un navío de pasajeros mucho más rápido y cómodo, llegó a Inglaterra a tiempo de evitar que a su amigo le acusaran de asesinato.

A Peirce le mantenía económicamente su padre pero su relación con su madre era especialmente cercana. En las cartas que el joven aprendiz de pintor enviaba a su madre le explicaba coloristas descripciones de su vida en París, de su aprendizaje en la Académie Julian y de sus, a menudo, impropias escapadas con chicas jóvenes. Cuando George Biddle, un compañero de clase en Harvard, le presentó a la que iba a ser su primera esposa, Dorothy Rice, Peirce estaba emocionado, describiéndo a su madre como "una preciosa americana".
"se pinta un poco los labios y se pone betún negro sobre sus ojos, lleva pendientes del tamaño de brazaletes, tiene la papriencia de una gitana. Es la única alumna de Zuloaga. Pinta extraordinariamente [y] jura un poco cuando regatea. ¿No te gustaría tenerla por nuera?".
Los dos se casaron después de un breve noviazgo, y "vivían en España durante el verano y en París durante el invierno" según recordó Rice en sus memorias. "Pero se peleaban en ambos lugares, pues no se ponían de acuerdo sobre quien era mejor artista de los dos".

toros_peirceEncierro de toros, 1927. Peirce. Portland Museum of Art. Poco después de que, en 1926, su amigo Ernest Hemingway publicara su libro El sol también se levanta, sobre la vida de los disolutos americanos durante la fiesta de San Fermín, Peirce escribió a su madre recomendándole que se comprara un ejemplar. 
"¿Leiste "El sol también se levanta" de Ernest Hemingway? Es una buena novela sobre el Barrio Latino y los indigentes de la guerra -La generación perdida- son personas reales, amigos o conocidos mios ... yo traté de organizar una cena de Hemingway con todos sus personajes [del libro] ... Uno de los superventas del año ... Todos se emborracharon como en el libro y ninguno apareció en la cena".

Al año siguiente Peirce se unió a Hemingway en su propio viaje a Pamplona para el encierro de los toros. El pintor recogió su visita en un óleo que incluye a Hemingway en la parte superior izquierda del lienzo señalando a su artista amigo la escena caótica que tiene lugar debajo.

carta_peirceCarta a la capitana Sally Jane Davis, 1943. Archivos American Art, Smithsonian Institution.Peirce siguió manteniendo correspondencia con sus amigos y familiares después de la muerte de su madre en 1928, decorando a menudo sus epístolas con ripios infantiles y divertidos dibujos. Una carta escrita un domingo de Pascua a la capitana Sally Jane Davis, estacionada durante la Segunda Guerra Mundial en Ruston (Louisiana) incluye una de estas humorísticas rimas e ilustraciones. Peirce se presenta en la parte alta de la hoja escribiendo su carta a Davis, mientras que tres mujeres en la parte de abajo comparten los trozos de su corazón.
Peirce, que se llegó a casar hasta cuatro veces, claramente dividió sus afectos entre una variedad de mujeres.
Las cartas escritas por amigos y colegas sobre Peirce corroboran estas perspectivas humorísticas. Durante uno de sus diversos viajes para visitar a Hemingway en Key West (Florida) Peirce trajo consigo a su familia. Hemingway, perplejo por la relación descontrolada de su amigo con sus hijos, escribió:

"Waldo está aquí con sus hijos como hienas sin entrenar, en tanto que él está tan domesticado como una vaca. Vive sólo para sus hijos, y con el tiempo que les dedica deberían de ser corteses y estar bien educados, pero en lugar de eso nunca le obedecen, lo destruyen todo, y ni siquiera contestan cuando se les habla, en tanto él es como una vieja gallina con una camada de hienas. Dudo que llegue a salir en el barco mientras está aquí. No puede dejar a sus hijos. Tienen a una niñera y también a una sirvienta pero él está únicamente contento cuando está tratando de pintar mientras uno le pega fuego a su barba mientras el otro frota con puré de patatas sus lienzos."

heming_saunders_peirceHemingway, Saunders y Peirce -con barba- pescando cerca de Cayo Hueso, 1928. John F. Kennedy Presidential Library and Museum.
Peirce llegó a salir en el barco durante alguno de esos viajes al sur, pues algunas fotografías muestran a ambos hombres mostrando orgullosamente un tarpón, una gran especie de pesca deportiva que se encuentra en la costa atlántica de Florida.