Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
Error
  • XML Parsing Error at 1:85. Error 9: Invalid character
E-mail

Obras, estilo y técnica de  1firma_g_miro

 

gabriel_m1

Hay peculiaridades intrínsecas a la obra de Gabriel Miró que dificultan su interpretación, menguan su valor y restan potenciales lectores.
La más inmediata es la posesión de un sugestivo e inusitado estilo que dificulta la clasificación del novelista alicantino. En el expresionismo demorado de su prosa y en la detallada introspección de sentimientos y sensaciones se suele identificar una prolongación del impresionismo cuando, en realidad, es más una superación del mismo. Al traspasarse de Mediterráneo salpica su escritura con un misticismo en constante búsqueda del amor y lo natural.

Su estilo es estético pero existencial, telúrico pero profundamente humano, angustiado pero epicúreo, entremezclado por el colorismo y la vitalidad que se demoran en voluptuosidad sensitiva.

Por otro lado, la ausencia del problema nacional en sus tramas lo aleja de la Generación del 98. También resulta distante del modernismo hispánico y a destiempo de la Generación del 14. Sólo desde un concepto de literatura nacional con óptica europea encuadra la peculiar escritura de Gabriel Miró, cercana a Marcel Proust, o Virginia Woolf, al intensificar los rasgos del cuento modernista, enfatizar su lirismo y exacerbar las percepciones sensoriales subjetivas. Ante todo fue un renovador de la narrativa, al igual que más tarde lo serán Gómez de la Serna o Benjamín Jarnes.
Resulta famosa la cita del alicantino sobre su arte:
"Decir las cosas por insinuación. No es menester, estéticamente, agotar los episodios".

Tal apostilla estética tiene como eco las conocidas palabras de Mallarmé:
"Nombrar un objeto es suprimir las tres cuartas para del goce de un poema; sugerirlo, he ahí el ideal soñado"

y las ansias de Juan Ramón Jiménez.

obras_complet-1obras_completa2obras_completa3El otro problema reside en periodificar su producción.
Las fechas de redacción nunca son seguras, pues en raros caso fechaba sus escritos. Para mayor complejidad, su sistema de composición relegaba al telar lo que considerara prematuro y lo rescataba cuando consideraba oportuno.
Así, su prosa ha sido objeto de variopintas clasificaciones.

Una clasificación muy peregrina atiende al concepto de sonata musical, pues entiende su obra como un todo musical y armónico. Otra clasificación eficaz separa:

- "Novelas líricas", en las que la sensibilidad lo llena todo, llamadas también "novelas de personaje", entre ellas, Las cerezas del cementerio, La novela de mi amigo, La palma rota, Los pies y los zapatos de Enriqueta.

- "Novelas de espacio" donde se nos narran los distintos espacios del pueblo de Serosca, la ciudad de provincias y la ciudad episcopal: El abuelo del rey, Nuestro padre San Daniel y El obispo leproso.

Con mayor tino, el especialista Miguel Ángel Lozano Marco establece las distintas fases de escritura de modo cronológico por decenios y atendiendo a la residencia del escritor: Alicante, Barcelona y Madrid.
1. Nómada y La novela de mi amigo.
2. Las cerezas del cementerio que engloba y condensa las novelas cortas: La palma rota, Amores de Antón Hernando, El hijo santo y Dentro del cercado.
3. Las obras maestras El abuelo del rey, Los pies y los zapatos de riqueza, Nuestro padre don Daniel y El obispo leproso.

El escritor repudió su primera novela, La mujer de Ojeda, por haberla escrito "livianamente". Su temática amorosa evidencia la indagación temprana del sentimiento a través del clásico triángulo amoroso. Un joven y apuesto protagonista, Carlos Osorio se enamora de Clara, joven esposa del rico y anciano Tomás Ojeda. La vuelta de tuerca está en que el narrador, amigo de Carlos, queda prendado de Clara y esta a su vez de él.

hilvan_escenasHilván de escenas aborda el tema del caciquismo, el autoritarismo y la fe primitiva.
La mujer de Ojeda e Hilván de escenas se funden en Del vivir, libro de prosa tensa e intensa publicado en 1905, aunque en sucesivas ediciones eliminará el subtítulo Apuntes de pasajes leprosos. La unidad narrativa es aportada por el personaje Sigüenza, merecedor de varios libros posteriores. Apenas conoceremos su apellido y poco más. Hay un adelgazamiento de la trama que cuenta un paseo en una agradable mañana y el debate sobre la construcción de la leprosería.


novela_mi_amigoLa novela de mi amigo, centrada en el vitalista personaje Federio Urios, pintor de poca monta, tras cuyo nombre se oculta una referencia irónica a Friedrich Nietzsche. Las vivencias e inquietudes del protagonista orbitan sobre el recuerdo de su madre, de su hermana y de su hija.

 

 

corpusBajo el rótulo Corpus y otros cuentos (1927) se agavillan los trece relatos más representativos desde 1908 y procedentes de diversos libros: Del huerto provinciano (1912), Los amigos, las amantes y la muerte (1915) y alguno suelto, "El sepulturero", para conservar en sus Obras completas.

 

 

dentro_cercadoDentro del cercado, novela minusvalorada por sentimental; de naturaleza intimista presenta un ménage a trois entre Luis, su esposa, y la hermana de ésta, Laura. Es una reflexión de finísima observación psicológica.

 

 

pasion_miroTras un trabajo febril durante los primeros meses de 1916 culmina y edita la capital obra Figuras de la Pasión del Señor. Dramatiza, con énfasis en lo humano a despecho de lo divino, la Pasión y muerte de Jesucristo. Las noches infantiles de honda emoción al calor del regazo de su madre tomaban ahora carne como justificó en dedicatoria:
"A mi madre, que me ha contado muchas veces la Pasión del Señor".


Los conocimientos amasados durante la confección frustrada de la Enciclopedia veían ahora mejor destino al encarnarse en verdad estética. Miguel de Unamuno admitía el rotundo éxito convencido de que tal obra estrenaba "un nuevo camino en nuestra cultura española".

humo_dormido1938El humo dormido consta de catorce capítulos, aparecidos en La Publicidad entre 1918 y 1919 y publicados como libro en 1919. Es resumen de la poética mironiana del susurrar "que sea como la palabra creada que no lo dice todo sino que lo contiene todo". Aquí narra la emoción infantil y frágil.

 



angel_molinoEl ángel, el molino, el caracol del faro,
de 1921, hermosísimo libro donde el tono estético depurado hasta el extremo se impone al orden memorialistico. 
El libro lo componen parábolas, poemas en prosa y fábulas, divididos en "estampas".

 

 

En la conferencia "Lo viejo y lo santo en manos de ahora" de 1925 alude como primer orden estético al don de la evocación aparejado a la "fortaleza de la ingenuidad", así como a la "inocencia y sensualidad".
El deseo de Gabriel Miró es apuntar no a las cosas sino a la idea de las cosas y hacia sus efectos, lo que será, en definitiva, el arte de la modernidad. En suma "Decir las cosas por insinuación". Con tal imperativo revisa numerosos textos eliminando todo lo que no se ajuste a tal voluntad.
"Al empezar un libro no me propongo nada. Quiero expresar ideales".

abuelo_reyEl abuelo del rey, fechada en 1912, publicada en 1915 y aumentada en 1929, es una de las mejores novelas de Miró quien siempre la consideró como obra preparatoria para Nuestro Padre San Daniel. Representa una visión crítica de la vida provinciana.
Asistimos a los cambios de la idílica ciudad levantina de Serosca con motivo de la llegada de nuevas gentes.  

 

nuestro_padreobispo_leproso3La gran obra maestra del alicantino queda escindida en dos libros, cada uno, según Miró , con "sustantividad y casi asunto propio".
Nuestro Padre San Daniel, de 1921 y El obispo leproso, de 1926, conforman una única novela cuyo argumento se centra en las transformaciones que imprime el transcurso del tiempo a Oleza, trasunto de Orihuela, trascendida para convertirse en metáfora de ciudad.
La unidad de la obra reside en el especial tratamiento temporal y la organización del texto, con una trama desarrollada entre la llegada y la muerte del obispo. El motivo del ferrocarril, metáfora de modernidad durante el XIX, desencadena la lucha entre tradicionalistas y liberalistas. No es una simple censura de la vida provinciana. Nos encontramos con varias dialécticas: lo tradicional frente a lo liberal, el amor frente al egoísmo, el principio de autoridad frente al instinto. El tema de la profunda tristeza que imprimen los deseos insatisfechos vertebra todo el libro.

 

siguenza_1938Libro de Sigüenza consta de crónicas, ensayos, parábolas, cuentos y otros textos breves. Editado en 1917 alcanzó su forma definitiva de treinta y tres capítulos heterogéneos en 1927. La novela narra la infancia y adolescencia de Sigüenza hasta su madurez. Se sostiene a la ligera que Sigüenza es el alter ego de Miró. Sí es cierto que de entre todos sus personajes sea el que tiene más de Miró, al evolucionar a medida que evoluciona su autor.


La trilogía de Sigüenza quedaría compuesta por los libros Del vivir, Libro de Sigüenza y Años y leguas. Es el estudio de la sensibilidad e intimidad del personaje, Sigüenza, visto en sus relaciones exteriores con el mundo, la naturaleza y su propio ser. Lo destacable no será la acción sino la emoción. Cuando Benjamín Jarnés definió la personalidad de Sigüenza como "una inteligencia puesta entre el mundo y el lector " el escritor alicantino rectificó al paso: "No; una sensibilidad".
La exigencia creadora y la fidelidad a su estética por encima de cualquier pragmatismo, le llevó a confesar con profunda sinceridad en sus últimos años

"cada día siento que es el primer día de mi vida de escritor. Cada cuartilla me parece la primera que escribo [...] Me he creado, me voy creando siempre como artista, con esfuerzo acechándome, con ansiedad y con ocios".

La testaruda fidelidad a la pureza de su arte un poderoso enemigo que tuvo.

siguenza_miradorTres borradores inéditos a modo de respuesta a la boutade de Ortega y Gasset se reunieron en un volumen publicado de forma póstuma en 1988 con el título Sigüenza y el Mirador Azul donde formula su ideario estético y vincula su escritura al recuerdo siempre vivo de su infancia.

Quizá sean las palabras de Joan Maragall las que con más lucidez sintetizan la estética de Gabriel Miró:

"Yo no comprendo cómo la poesía, que es esencial en todas sus obras, se le puede quedar contenida en esa prosa extraña que parece va a prorrumpir en canto a cada momento; pero no, queda prosa teniendo dentro toda la luz de la poesía y esto le da una trasparencia maravillosa".

 

 

 

Gabriel Miró

banner facebook

banner-EF2

DE-horizontal 1

banner-los-zuloaga

banner-fundacion-zuloaga