Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
Error
  • XML Parsing Error at 1:85. Error 9: Invalid character
E-mail

Obras, estilos y técnicas de sert_firma2

Josep Maria Sert se formó en Barcelona y París. Inmerso en la Barcelona modernista no puede ser considerado estrictamente modernista ni tampoco novecentista, aunque comparta aspectos de estos movimientos como también del Art Déco del periodo de entreguerras.

Para Maria Llüisa Borrás, a pesar de que, con frecuencia, se considera a Sert un artista fuera de las corrientes estéticas de su tiempo, su obra tiene claros orígenes estéticos en sus años de formación.
En el taller de Riquer en Barcelona absorbe un simbolismo propio del catolicismo del Cercle de Sant Lluc, que tiene su correspondencia en París con el movimiento Nabí. A su llegada a la capital francesa, Sert entra en contacto con este movimiento que lidera Maurice Denis. En toda Francia se vive la euforia del modernismo que considera el embellecimiento del entorno humano y la decoración como fin supremo del arte. Su contacto con los grandes maestros del arte italiano, de Miguel Ángel a Tintoretto y todo lo que está viviendo el joven Sert (los arquitectos y decoradores catalanes están volcados en el arte románico y gótico, los prerrafaelitas recrean el arte a partir de los primitivos italianos...) le lleva a recuperar el arte del pasado.

Sert se va a decantar por la pintura mural y decorativa. Irá evolucionando hacia un estilo cada vez más barroco, realizando una pintura manierista que a la vez toma referencias del Art Decó. Desarrolla así un estilo grandilocuente con reminiscencias de la pintura veneciana de Tintoretto y Tiépolo a la vez que de Goya y de Rubens.

Sus primeros murales serán polícromos con construcciones decorativas e irá evolucionando hacia los tonos monócromos, sepias, dorados y plateados, en obras de pequeño formato con un potente efecto de relieve y volumen.

En gran parte de la obra de Sert, dice María del Mar Arnús, la luz proviene del fondo del soporte, sea éste lienzo o tabla. Luz lograda mediante metales varios -oros amarillos, verdes o blancos; platas, cobres o aluminios, según dice su dorador- luz que inunda la superficie mural, luego velada y ocultada por gradaciones de tonos sepias.

La última etapa de su vida podría clasificarse como expresionista.

Su organización de trabajo recuerda la de las escenografías teatrales, incluyendo trabajos de carpintería, pintura de decorados, tramoya... El artista preparaba sus imágenes tridimensionales mediante esbozos, maquetas y escenificaciones fotográficas muy elaboradas, con modelos que después plasmaba en el lienzo.

Maria del Mar Arnús explica el procedimiento del artista en el catálogo de la exposición José Maria Sert, archivo fotógrafo del modelo de la cual es comisaria:

Desde que se inventara la técnica fotográfica los pintores se habían servido de ella, y se sabía que José Maria Sert la utilizaba como soporte de su pintura para facilitar el estudio de la forma. También se sabía que era coleccionista de fotografía y que a menudo iba provisto de una cámara fotográfica...

manzini_taller_sertLéonard Mancini, modelo y dorador de Sert, en el taller. Col. Mancini.

est_scorzo_la_luzEstudio fotográfico de un escorzo. Mancini como modelo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



El propio Mancini, además de hacer de modelo, era su ayudante en el laboratorio fotográfico, en el obrador de carpintería y en la preparación de los fondos y acabados de las pinturas...

... Ayudado por un equipo fijo de colaboradores que previamente había formado, el artista dirige y conduce el proceso de trabajo: interminables sesiones de fotografía con modelos en vivo o con maniquíes de madera que muchas veces vestía (una costurera hacía esa tarea) para estudiar bien los pliegues de los ropajes o figurillas de pesebre, y modelados de barro u objetos de desecho; todo ello le servía para la creación de las escenas: animales disecados, juguetes mecánicos, libros, objetos exóticos, caracolas, listones de madera, construcciones de escaleras, rampas... una estética que le acerca al Dadá y al Surrealismo, e incluso a lo que más adelante se le llamaría Arte Povera...    ...Son escenarios a base de teatrillos fabricados en el taller en donde unas veces el modelo en vivo posa ante la cámara, otras son maniquíes o figuras de madera, que aparecen entre bastidores...

Para Julián Gállego los grandes géneros decorativos de Sert podrían reducirse a cuatro:
hispánico, orientalista, religioso y clásico-moderno.
En los dos primeros es donde su fantasía brilla con más soltura. Se trata de obras que responden a encargos particulares, de hoteles, palacetes o pisos de la High life internacional (en especial francesa, norteamericana, argentina y española). 
El género clásico-moderno comprende los edificios culturales o políticos de altura internacional.

fot_silenoEstudio fotográfico. sileno_carbonEstudio a carbón.

boceto_marques_alellaBoceto para El Amor y el Centauro y El Amor y el Sileno. Salón de baile del palacio del marqués de Alella. Barcelona, 1910.

Algunas obras anteriores son de ambiente helenístico, como el salón Bing de la Exposición Universal de Paris, 1900 y la decoración del salón de baile del palacio del marqués de Alella en Barcelona.

Otras obras significativas son:

asia_serLa Primavera o Asia. Comedor de los barones de Rothschild. Laversina (Oise), 1917-1920.

Actualmente en La sala Sert del Ayuntamiento de Vic (Depósito del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid) pertenece al conjunto de Las cuatro estaciones que decoraban el comedor encargado originalmente por Arthur Capel, magnate del carbón en Inglaterra, pero, tras la accidentada muerte de Capel, será el barón de Rothschild quien lo adquiera para el pabellón de caza de su Château en Laversine. 
Puede ser considerada como una de las obras maestras del artista catalán donde la chinoiserie con pimientas goyescas, en palabras de Julián Gállego, alcanza una grandilocuente expresión.

... es una obra que me interesa y absorbe por completo y a la que he cogido la mar de cariño... ...En el comedor no habrá una sola línea de arquitectura y no se verán ni las puertas ni las ventanas. Cuando estemos en la pieza no sabremos ni por dónde salir...

(Carta de Sert a sus hermanas en 1917)

Obra técnicamente muy compleja y una de las más colorísticas. Los fondos de luz están hechos con panes de plata y veladuras. Utiliza el trompe l'oeil (trampantojo) y recursos como restregados, frotados...
Combina modelos reales y maniquíes en un sueño de oriente legendario donde los objetos se confunden con las personas en un disparate festivo...

 

madrid_marq_salamMadrid. Comedor del palacio de los marqueses de Salamanca. Madrid, 1920.

Pertenece al conjunto de Ciudades españolas, actualmente reinstalado en la Sala de Consejos del Banco Exterior de España.
Obra de madurez, para algunos la mejor del artista.
Representación de las viejas ciudades españolas en tapices fingidos al modo de "el cuadro dentro del cuadro", como ya lo hicieron Rubens y Lucas Jordán y anteriormente la pintura pompeyana.
El panel deja espacio a dos ventanas.
Una plaza toros con perspectiva curvilinea centrada por un personaje con sombrero de copa -para Julián Gallego podría tratarse de Goya- .
Estas pinturas rojas exaltan la plenitud vital del temperamento español. Es la visión de un catalán europeo en el fondo, que se deja seducir por la belleza y expresión se esa "España de charanga y pandererta"

 

salon-orig_wendelExpedición de la reina de Saba. Sala de música del hotel de Wendel, París, 1923-24.

Oro y óleo blanco sobre tabla. El techo sobre lienzo.
Conjunto de nueve cuadros que narran La expedición de la reina de Saba con su séquito de filósofos, alquimistas, poetas, comerciantes, bufones, astrólogos...   La reina se dirige a Jerusalén para poner a prueba la sabiduria del rey Salomón -Su cliente, la familia Wendel, pertenecia a la burguesia culta y refinada de origen judio-.

expedic_reina_saba_mnacLa gloria de la reina de Saba, sobre la chimenea. Reinstalación en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, MNAC. Barcelona.

Los personajes representan su papel sobre un entarimado como si estuvieran actuando. La reina de Saba sobre una concha, cual venus, entre barroca veneciana y vedette del music-hall, según palabras del crítico Alexandre Cirici. Los elefantes que escoltan a la reina desfilan con penachos de plumas ¡que son tiestos de palmeras! y es que Sert roza el absurdo continuamente. Lo estrambótico, lo raro, incluso el cómic, están implícitos.

els_castellersEls Castellers de Valls. Biblioteca de Francesc Cambó. Barcelona, 1927.

Óleo y plata sobre tabla.
El político intervino en la finaciación política del proyecto de la catedral de Vic y el pintor, en agradecimiento, le regaló un conjunto de obras que debían estar enmarcadas por estanterías de libros. La obra se traslada después a Buenos Aires.
Las escenas evocan ritos y mitos de la Cataluña popular.
Pertenece a la etapa más brillante de la carrera del pintor. Los volúmenes están ya más definidos. A partir de ahora los fondos se harán más neutros y el relieve adquirirá más énfasis. Pero lo más relevante de esta obra es el movimiento que da a los personajes., tipos populares de infuencia goyesca.
El tema de Els Castellers se repetirá en la decoración del hotel Waldorf Astoria en 1930-31.

 

cap_liriaInterior de la capilla del Palacio de Liria (desaparecida).xto_dict_ordenEstudio fotográfico al natural para Cristo dictando las órdenes. studio_sta_teresaEstudio para Santa Teresa.

Homenaje a la casa de Alba. Capilla del palacio de Liria, Madrid, 1931-32.

Destruida en 1936 por lo bombardeos del ejercito nacional, sólo resta la maqueta, algunos fragmentos colocados en el actual oratorio, estudios fotográficos previos y fotografías de la obra original.
Sert trata de plasmar la mediación entre lo natural y lo sobrenatural por vía de la mística.
A la izquierda, Cristo dictando a Sto. Domingo y a san Francisco las órdenes a las que pertenecieron los segundones de la casa de Alba y en el altar Santa Teresa, transportada por un haz de rayos.

 

comedor2Comedor en su estado original. escena_comediaLa escena y la comedia.

Comedor de Harrison Willimas. Nueva York, 1933. Óleo sobre lienzo
La escena y la comedia es el lienzo principal de un conjunto de doce cuadros -actualmente desperdigados en distintas colecciones-  pintados sobre los entrepaños de los muros decorados con molduras estilo Luis XVI. Sert, con mucho ingenio, simula unos grabados coloreados pegados al muro que parecen desprenderse. 
En el centro, el artista, un niño con sombrero de copa, presenta la comedia. Sobre el telón,  la palabra Títeres, tema sobre el que gira el conjunto.
El artista utiliza gamas de blancos, ocres, grises y sanguinas al modo de una acuarela.

fueros_estudioEstudio fotográfico para Pueblo de fueros.pueblo_fueros_stelmoPueblo de fueros.altar_raza_stelmo.jpgAltar de la raza.

Antiguo convento de san Telmo, San Sebastián, (1929-34), actualmente Museo de san Telmo.

Representación de acontecimientos históricos y actividades propias de la provincia vasca de Guipuzcoa en once lienzos (Pueblo de navegantes, pueblo de santos, comerciantes, fueros...). El Altar de la Raza marca el punto álgido: el árbol milenario y el bloque de piedra que resisten la violencia del temporal simbolizan la exaltación del pueblo vasco.

 

sert_andamio_rockinstal_rockInstal lienzos Rockefeler. NY 1933.progreso_amer

El asunto, elegido por Rockefeller para un complejo comercial y de oficinas, era el dominio del ser humano sobre la civilización moderna. Este nuevo humanismo, que exaltaba los valores de siempre e incitaba a poner en marcha la idea de progreso, paralizada por el crack del año 29, encajaba con la concepción modernista y novecentista de Sert.

La obra debía estimular un despertal espiritual y las pinturas debían mostrar la nueva relación del hombre con el hombre.
Sert realizó cuatro lienzos (El progreso industrial, El desarrollo de la medicina, La abolición de la esclavitud y La supresión de la guerra) instalados en 1933, en los que se observa la ausencia de la complejidad de sus obras anteriores.

La catedral de Vic

cat_vic_extFachada de la catedral de Vic a principios s. XX.Entre la pintura mural y la de caballete hay la misma diferencia que entre el verso y la prosa. El artista...   ... se encuentra sometido a la misma regla tiránica que el poeta que escribe un soneto; más para aquél es la arquitectura quien impone su disciplina.
La fortuna ha querido que me incumbiera por tres veces la tarea de decorar la Catedral de Vich. Se trataba de un edificio esencialmente clásico, pero retocado tantas veces, que había perdido su carácter...

... Los muros dictan su asunto, lo imponen imperativamente ...

... Había comenzado mis pinturas en 1906. Fueron interrumpidas en 1914 por la gran Guerra...   ... cuando tuve que reanudarlas, en 1919, no me sentí capaz de terminarlas partiendo de las mismas premisas. Suprimí el color, sustituyéndolo por un camafeo negro y oro...
... Adopté como base el metal, convencido de que con ello obtendría una máxima luminosidad, a pesar de la extremada exigüidad de las ventanas de la Catedral. Y faltándome entonces el elemento color para producir la sensación de espacio indispensable para mis composiciones, modifiqué enteramente las perspectivas, a fin de obtener la necesaria profundidad. Y según este nuevo principio, acabé, en 1929, le decoración de Vich.
El 3 de agosto de 1936, la Catedral fue destruida. Una vez más tenía que recomenzar mi obra. Y una vez más mi concepción decorativa ha evolucionado...... ya no se destacará sobre un espacio pintado en profundidad, sino que encuadrará bajorrelieves...
(Jose María Sert. Publicado en Reconstrucción, 1942.)

 

                   maquet_decor_bovedasMaqueta presentada en una exposición en Madrid que no llega a realizarse.bovedas_incendBóvedas después del incendio.presbit_destrPresbiterio con el Calvario que fué destruido.

 

 

 

 

 

 

 

José María Sert

banner facebook

banner-EF2

DE-horizontal 1

banner-los-zuloaga

banner-fundacion-zuloaga