Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

Obras, estilo y técnica de  firma_vallejo


César Vallejo fue un poeta modernista -aunque no unicamente pues también fue un vanguardista y un revolucionario-, perteneciente por tanto a ese gran movimiento literario hispanoamericano que influiría en la poesía española y caracterizado por cierta brillantez pero también por un exceso de superficialidad, de poesía más suntuosa que sólida. Sin embargo, Vallejo se alejaba bastante de esa vacía pompa modernista al centrar sus temas en lo familiar y cotidiano, temas que suscitaban en el lector y en el propio escritor una emoción intensa. De este modo, el poeta peruano se alejaba en cierto modo del movimiento en el que se le encuadraba.

Su poesía se desnuda de andamiajes externos, se despoja de palabras luminosas para llamar a la emoción, al dolor humano y solitario, a la vez que se solidariza con los dolores de quienes padecen opresión o sinsabores de toda naturaleza.

heraldos_negrosPublica su primer libro de poemas, Los heraldos negros en Lima, en 1918. Ya habían aparecido una primeras versiones en los diarios trujillanos La Industria y La Reforma, en 1917. Partiendo del modernismo, con influencias de Julio Herrera, Chocano, Darío y Reissig, discurre hasta postulados parecidos a los del mexicano López Velarde, artífice de la incorporación del lenguaje coloquial a la poesía. Se trata de un libro en el que se expresa con sencillez coloquial y que deja vislumbrar una visión religiosa de la existencia. La obra fue acogida con bastante frialdad por la crítica, a excepción de los comentarios de Luis Alberto Sánchez y Antenor Orrego.

Los heraldos negros

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!

Son pocos; pero son... Abren zanjas obscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán talvez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé!

 

trilceTrilce, también publicado en Lima en octubre de 1922, está escrito dentro del más claro vanguardismo, con experimentos formales afines al creacionismo y al expresionismo, debido a la influencia de Vicente Huidobro y Alberto Hidalgo, cancelando así la herencia modernista. El libro, prologado por Antenor Orrego, fue escrito, en parte, en la cárcel donde estuvo preso. El título conjuga al parecer los vocablos "triple" y "dulce". Supone un hito en la poesía en lengua española al fusionar elementos culturales nativos y cosmopolitas.

En Trilce, es donde mejor se evidencia esta especie de invención de una poesía singular y poderosa, a veces oscura e intraducible, siempre personal y espontánea, a la vez que precisa y muy sentida.  Otilia Villanueva, la joven de 15 años con quien vivó un romance, fue la inspiradora de varios de sus poemas.

Trilce

Hay un lugar que yo me sé
en este mundo, nada menos,
adonde nunca llegaremos.

Donde, aun si nuestro pie
llegase a dar por un instante
será, en verdad, como no estarse.

Es ese sitio que se ve
a cada rato en esta vida
,
andando, andando de uno en fila.

Más acá de mí mismo y de
mi par de yemas, lo he entrevisto
siempre lejos de los destinos.

Ya podéis iros a pie
o a puro sentimiento en pelo,
que a él no arriban ni los sellos.

El horizonte color té
se muere por colonizarle

para su gran Cualquiera parte.

Mas el lugar que yo me sé,
en este mundo, nada menos,
hombreado va con los reversos.

?Cerrad aquella puerta que
está entreabierta en las entrañas
de ese espejo. ?¿Está?? No; su hermana.

?No se puede cerrar. No se
puede llegar nunca a aquel sitio
do van en rama los pestillos.

Tal es el lugar que yo me sé.

Tanto en Trilce como en Los heraldos negros se percibe su arraigo al Perú y a su diaria y hogareña realidad, a la vez que toma distancia de lugares comunes.
Escalas melografiadas (1923). Primera obra narrativa, de relatos y cuentos, entre ellos "Cera" o "Los caynas", de enorme belleza. Incluye doce relatos en dos partes: seis estampas lírico-narrativas (Cuneiformes) y seis relatos psicopatológicos (Coro de vientos).
poemas_humanosFabla salvaje (1923). Sobre la locura de un campesino que nos transporta al mundo andino más espiritual.
Publicó algunos poemas en la revista El mono azul dirigida por Rafael Alberti.
En Poemas humanos, libro póstumo publicado gracias a Raúl Porras y Jean Cassou, el autor plasmará su más típico y personal estilo, que quedará de manifiesto especialmente en "España, aparta de mí este cáliz". Los poemas en prosa, agrupados en este volumen, fueron escritos en un periodo en el que el escritor carecía de trabajo, estaba agobiado por diversas dolencias y entristecido por la muerte de su padre.

España, aparta de mí este cáliz

Niños del mundo,
si cae España -digo, es un decir-
si cae
del cielo abajo su antebrazo que asen,
en cabestro, dos láminas terrestres;
niños, ¡qué edad la de las sienes cóncavas!
¡qué temprano en el sol lo que os decía!
¡qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano!
¡qué viejo vuestro 2 en el cuaderno!...

... ¡Bajad la voz, os digo;
bajad la voz, el canto de las sílabas, el llanto
de la materia y el rumor menor de las pirámides, y aun
el de las sienes que andan con dos piedras!
¡Bajad el aliento, y si
el antebrazo baja,
si las férulas suenan, si es la noche,
si el cielo cabe en dos limbos terrestres,
si hay ruido en el sonido de las puertas,
si tardo,
si no veis a nadie, si os asustan
los lápices sin punta; si la madre
España cae -digo, es un decir-
salid, niños del mundo; id a buscarla!...

César Vallejo escribió el poema entre los años 1937 y 1938, en apoyo al gobierno republicano de España durante la guerra civil.

Teatro

Mampar o La Cerbera cuyo original destruyó.

"Lock Out" (1931), drama acerca de un conflicto obrero en una fábrica metalúrgica escrito en francés y traducido más tarde por el propio autor al castellano -traducción actualmente desaparecida-.

Moscú contra Moscú o entre las dos orillas corre el río (1930)

Colacho Hermanos o Presidentes de América, obra en la que ridiculizaba los gobiernos iberoamericanos tributarios de los Estados Unidos.

La piedra cansada, drama incaico.