Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
Error
  • XML Parsing Error at 1:91. Error 9: Invalid character
E-mail

Obra, estilo y técnica de 1firmapio


pio_leyendovidas-sombriasEntre sus mejores obras merece citar Vidas sombrías, publicada en 1900. Colección de cuentos inspirados en su experiencia juvenil como médico en el pueblo guipuzcoano de Cestona.  Describió la vida de las gentes humildes que trató y la tristeza que percibió en aquel medio rural, mezcladas con la pena y la cólera que a menudo le embargaban.
La obra denota su pesimismo, rebeldía y afán regeneracionista. De alguna manera, el tema de su tesis doctoral - el dolor físico - lo extendió a la situación de las clases sociales más desfavorecidas.

Inventos y mixtificación de Silvestre Paradox (1901). Evocación de sus días de estudiante en Pamplona con descripciones del ambiente de la ciudad.

camino-perfeccCamino de perfección (1902). mayorazgo-de-labrazConfesión íntima y muy personal que revela las dudas y vacilaciones de su juventud; la obra causó vivísima impresión.
El mayorazgo de Labraz (1903).
Escrita con recuerdos de su estancia en Cestona (Guipúzcoa). Relato admirable de la vida en un pueblo de la España profunda, con influencias de la vieja tragedia.

Es importante en la producción barojiana la trilogía que siguió a las novelas anteriores. Aparecida bajo el subtitulo La lucha por la vida, consta de La busca, Mala hierba y Aurora roja. Aparecidas primero en folletín, fueron publicadas en volúmenes independientes en 1904, ofrecen en su desarrollo, las características del folletín.  Baroja plasma el ambiente de los barrios bajos del Madrid de su tiempo, en las primeras luchas sociales.

       il-la-busca-r-baroja-1-il-la-busca-r-baroja-2il-la-busca-r-baroja-3

Ilustraciones de Ricardo Baroja (hermano de Pío) para La busca

Merecen también citarse las dos obras que más gustaban al propio novelista:

zalacain-el-aventurero

 
Zalacaín el Aventurero
Situada en la tierra vasca en la época de las guerras carlistas, es parte de la trilogía Tierras vascas (junto con El mayorazgo de Labraz y La casa de Aitzgorri). En ella hace una excelente descripción de la psicología de sus personajes, en una acción que muestra las relaciones sociales, amoríos, y de entretenidas peripecias.
portada-santhi-andia
 
Las inquietudes de Shanti Andía
Melodrama que tiene lugar en un pueblo costero, en la que el personaje evoca su infancia y juventud, la figura de un pariente fascinante, cuyos relatos y vida le marcó profundamente al protagonista. Lo más destacado del texto es el ambiente evocador desarrollado por el autor, inspirado por sus recuerdos de niñez en Guipúzcoa.
 
Posiblemente la obra más importante del novelista sea Las memorias de un hombre de acción, novela cíclica, que escribió a lo largo de casi toda su vida y que terminó ya en la vejez. Consta  de veintidós volúmenes y el héroe central es un antepasado suyo, G. de Aviraneta, que tuvo alguna importancia en los hechos políticos de su tiempo. En torno a la existencia de su héroe, el autor reconstruye toda una época agitada y terrible de España, donde se incluyen la Guerra de la Independencia y las guerras carlistas, con tumultos y sublevaciones, en los tiempos de Fernando VII e Isabel II.

En sus novelas, el autor se sitúa de lleno en la escuela realista; sigue en ellas las huellas de los grandes maestros europeos, que brillaban aún más en su tiempo, de Balzac, Stendhal, de Tolstoi y Dickens, que fueron sus autores predilectos. También admiró sin reservas a Dostoievski. 
En algunas de sus obras se puede apreciar influencias de los folletinistas franceses, cuya lectura le había apasionado en su juventud, y  también se pueden detectar relaciones con la novela picaresca española: Quevedo, Mateo Alemán y con el autor de El Lazarillo de Tormes.

En su ideario de juventud dominó la influencia del filósofo alemán Nietzsche,  entusiasmo que fue cediendo, quedando en un escepticismo, muy cerca de Montaigne y, sobre todo, de Voltaire, autor al que leyó y admiró.
El fondo de sus libros es, por esto, pesimista; no obstante, en la forma, en sus descripciones de paisajes, de escenas, se muestra como un enamorado de la vida, un entusiasta, con una nota continua de alegría y, podríamos decir, da optimismo, que contrasta con el fondo amargo y sombrío de toda su obra.

Descuella Baroja en la evocación de ambientes, en las descripciones de pueblos y paisajes, y sobré todo, en la pintura de tipos; a veces tiene en sus descripciones algo de pintor, y nos recuerda en algunas ocasiones a Goya,especialmente en sus novelas de la guerra civil.

Estilísticamente no estuvo adherido a ninguna escuela, ni formó parte, en cuanto a influencias, de ningún grupo. Fue, en este aspecto, el más rebelde de los escritores y el más independiente en todos los sentidos.

El mundo predilecto de sus creaciones fue el de las gentes humildes, los desventurados; pero al lado de ellos, sintió una viva predilección por toda suerte de seres fantásticos, locos, de gente rara y absurda. A todos se acercó con su ironía, con sus sarcasmos a veces, con su humor amargo, pero también con una gran piedad, con un deseo de redención y de justicia, que le emparenta con los grandes novelistas de Europa, sobre todo con Dickens.
Baroja ha sido, sobre todo por sus ideas y por su manera de exponerlas, el literato más discutido, y uno de los más atacados entre los escritores de su tiempo.
Tal vez por el desorden habitual en sus novelas, y más aún por el tono ofensivo que adoptó para tantas cosas, por su sinceridad brutal, no alcanzó el reconocimiento que mereció.

 

Pío Baroja

banner facebook

banner-EF2

DE-horizontal 1

banner-los-zuloaga

banner-fundacion-zuloaga