Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
Error
  • XML Parsing Error at 1:88. Error 9: Invalid character
E-mail

  

Obras, estilo y técnica de unamuno 2 firma copia

 

La obra de Miguel de Unamuno es extensa y plural; cultivó el ensayo político y el aforismo, la crítica literaria y de arte, la novela y el relato breve, la filosofía, la poesía y el teatro.
Pese a la variedad de géneros que muestran el carácter de escritor pleno, pensador y poeta, hay una  gran unidad temática e incluso estilística. Bajo las diversas presentaciones, su escritura tiene un marcado componente confesional; en especial El Cancionero, gran compendio poético publicado póstumamente.

dCristo. Casa Museo Unamuno.Si cotejamos las memorias Diario íntimo y Recuerdos de niñez y mocedad con los poemas y obras de pensamiento o de ficción, podemos comprobar que sus personajes comparten sus zozobras y alegrías íntimas, el ardor de sus inquietudes existenciales y religiosas, su talante polémico y su afán de permanencia o rebeldía ante la muerte. Especialmente este último: el anhelo de perpetuación, el "hambre de eternidad", un ansia que proclama en un capítulo Del sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos (1913).

El hombre de carne y hueso, único, singular - y no abstracto - como quiere Unamuno; no se aviene a su condición de mortal. Al carecer de abnegación ante el hecho inevitable de la muerte, no puede afrontar y sentir la vida más que como una tragedia. En torno al yo entrañado gira el sistema filosófico unamuniano, deudor de Schopenhauer y Kierkegaard.

la_agonia_del_cristianismo

De la misma raíz nace la "agonía" en el sentido etimológico griego; es decir, confrontación, pugna interior constante, estado irresoluble y fecundo de intranquilidad. Tal es el sentido de La agonía del cristianismo (1932) incluido por la Iglesia católica en el índice de libros prohibidos, y que fue publicado en España después que en Francia.

Su técnica literaria es muy singular, compleja e innovadora y está elaborada cuidadosamente. Su fin es despojar a la narración de todo aquello que distraiga de lo esencial; es decir, de pasiones, angustias, contradicciones anímicas, desgarros de la personalidad, así como de la muerte (especialmente la voluntaria).

don-quijjote-crucificadoD. Quijote crucificado dibujado por Unamuno. Casa Museo Unamuno.El lenguaje es intenso y posee una combinación inconfundible de voces intelectuales y cultas con modismos y palabras arcaicas y populares rescatadas por el escritor en sus charlas con los campesinos.
En la Vida de Don Quijote y Sancho ( 1904 ), su prosa alcanza una tersura clásica excepcional. Aficionado a las figuras retóricas, tiene predilección por todas aquellas que realzan los contrastes: antítesis, paradojas, antífrasis. También cultiva la metáfora y el juego etimológico, llevado a veces hasta el extremo del retruécano.

Solamente su primera novela, Paz en la guerra (1897), tiene una composición tradicional y realista al estilo de Benito Pérez Galdós. Dedicada a su pueblo vasco, que es el protagonista colectivo de esta historia, encontramos en esta una viva narración de la tercera guerra carlista (que el autor vivió de niño).

paisajes_del_alma

En ella está presente el paisaje, que luego desaparecerá, deliberadamente, de sus restantes obras narrativas; la excepción a esa tendencia fue su última novelaSan Manuel Bueno, mártir (1930), donde el  lago de Sanabria tiene un papel metafórico fundamental.

Su interés por el paisaje lo volcó en sus libros de viaje. A este respecto - al igual que su amigo Azorín - lo que hizo fue

agruparlos en volúmenes. Merece la pena recordar Por tierras de Portugal y España (1911), Andanzas y visiones españolas (1922) y  Paisajes del alma (1892- 1936).

niebla

Produjo obras tan dispares como la novela bufa Amor y pedagogía (1902 ) y un texto de la profundidad de Niebla (1914) que fue su obra más valorada, siendo precursora en varias décadas de La naúsea de Jean-Paul Sartre. Considerada pionera de la ruptura que provocó Pirandello con Seis personajes en busca de autor, resulta inolvidable el pasaje en el que el protagonista, Augusto Pérez , se sale de su mundo ficticio para discutir con su padre espiritual, Miguel de Unamuno, y amenazarle con el suicidio.

Abel Sánchez (1917) es una novela en la que hace un original tratamiento de la envidia y del cainismo, tema clave en el 98.

En La tía Tula (1921), Tres novelas ejemplares y un prólogo (1920), o Don Sandalio jugador de ajedrez (1930), el interés se concentra en los estados de ánimo, sueños, delirios y frustraciones de los protagonistas; en tanto que el entorno, lo exterior, se omite o reduce la mínima expresión. Mención aparte merece Cómo se hace una novela; escrita en el exilio de París en 1924. Seguramente es la más actual de sus composiciones por la mezcla de ensayo, autobiografía y trama narrativa desmadejada, a lo que se suma un final anunciado y agobiante propio de un cuento de terror.

El teatro de Unamuno, escasamente representado, se adentra, igualmente, en el psiquismo de los protagonistas y muestra los desgarros de sus carencias y pérdidas. El desdoblamiento de la personalidad, El otro, o, El hermano Juan, reflexión, muy particular sobre el tema del donjuanismo (con una alusión indirecta a Ortega y Gasset). La pieza más redonda es Nada menos que todo un hombre.

 

 

Miguel de Unamuno

banner facebook

banner-EF2

DE-horizontal 1

banner-los-zuloaga

banner-fundacion-zuloaga