Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail
Relación de  caricat-rusinol_bagar  con otros creadores

Santiago Rusiñol conoce al pintor Ramón Casas en Barcelona, en el año 1882, a través del escultor Enric Clarasó y, en 1890, se inauguró, en la Sala Parés de Barcelona, una exposición conjunta de los tres artistas; en total se celebrarían once. 
 trioDe izqda. a dcha., Casas, Rusiñol y Clarasó en la Sala Parés.

La amistad con Casas se intensificará a partir de la separación de Rusiñol de su esposa, en 1888.En la primera exposición los dos pintores, Casas y Rusiñol, presentan una obra "a cuatro manos", retratándose mutuamente.

retratandoseRetratándose, 1890. Museo Cau Ferrat, Sitges.Al fondo aparece Casas y, en primer plano, Rusiñol. 
La obra está firmada por ambos pero al observar con detenimiento se descrubren más espacios en la obra -como el suelo- pintados con la técnica de Casas. 
Los dos viajarán juntos por Cataluña en distintas ocasiones y compartirán una vivienda en París, en el El Moulin de la Galette,  junto al crítico de arte y pintor Utrillo y al grabador Canudas-.
Esta relación supondrá un enriquecimiento mutuo. Ambos pertenecían a la burguesía catalana, pero Casas nunca se tuvo que ocupar del negocio familar. En sus carreras observamos  similitudes pictóricas pero con grandes diferencias. Casas había recibido una formación artística y tenía grandes dotes; su inquietud intelectual era escasa. En cambio, Rusiñol era prácticamente autodidacta, carecía de la habilidad de su compañero y lo compensaba con mayor preparación intelectual, rica personalidad y gran sensibilidad.

Las obras de los dos artistas revolucionarían el paisajismo y las pinturas de todo género en Cataluña y les convertirían en los principales pintores de lo que se llamaría el modernismo.

En otoño de 1893, Rusiñol se instala de nuevo en París, esta vez en un piso burgués en l’Île de Saint-Louis junto a los pintores Ignacio Zuloaga y Pablo Uranga. Fue Zuloaga quien descubrió a Rusiñol la obra de El Greco en una época en que el pintor cretense estaba olvidado y ambos contribuyeron a su reconocimiento.

banquete_artistas_rusinolBanquete ofrecido por los artistas vascos a Rusiñol, Bilbao, 1917. Entre otros, a su izqda. Zuloaga.

En París Rusiñol conoce a Degas, Rodin, Pisarro, Zola, Sert, Regoyos… Traba amistad con pintores nórdicos como Zorn quizá por ese mismo sentimiento de tristeza y melancolía que se refleja en sus obras y con el americano Whistler, a través del cual conocerá la xilografía japonesa y la composición plana.

Es también amigo de los músicos Albéniz y Erick Satie.

El artista tenía un taller-museo en la calle Muntaner de Barcelona. En 1892 compró en Sitges una casas de pescador junto al mar, y en 1893 compró la casa de al lado, ambas del s. XIV. Las reformó y derribó en parte para construir su casa-taller que nombró Cau porque quería que fuera un refugio para los amantes de la poesía y Ferrat por la colección de hierros forjados.

  

Cau Ferrat, SitgesCau Ferrat, Sitges.cau ferrat museoRusinol en el cau ferratRusiñol en el Cau Ferrat.

Durante la estancia de Rusiñol en el Cau Ferrat se organizaron varias fiestas, conocidas como las "Fiestas modernistas".
La segunda fiesta, en 1893, consistió en un concierto de música simbolista, la vanguardia del momento, y de la representación de La intrusa de Maeterlinck. Rusiñol se ocupará de la dirección de escena.
En la tercera, en noviembre de 1894,  los cuadros de El Greco, Las lágrimas de San Pedro y Magdalena Penitente, que Rusiñol había comprado en París, son transportados en procesión hasta el Cau Ferrat.

A estos encuentros, organizados por el pintor, asistieron artistas e intelectuales como Casas, Zuloaga, Ángel Ganivet, Manuel de Falla, Antonio Machado, Miguel de Unamuno o Joan Maragall.

Actualmente el museo contiene obras de Ramon Casas, Miquel Utrillo, Ignacio Zuloaga, Joan Llimona, Isidre Nonell, Darío de Regoyos, Hermen Anglada Camarasa o Pablo Ruiz Picasso además de cerámica, vidrio, mobiliario, tallas y objetos singulares que el artista reunió a lo largo de toda su vida.

discurso_rusnl_1930Rusiñol pronunciando un discurso en 1931, en Aranjuez, un año antes de su muerte.