Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

Relaciones de 1firma_daniel  con otros creadores

 

 

Daniel Zuloaga se relacionará a lo largo de su vida con muchas personalidades de diferentes disciplinas.

PINTORES

Uno de los primeros pintores con los que se relacionó Daniel será el asturiano Ignacio Suárez Llanos, su maestro y a la vez cuñado, casado con su hermana Teodora.

En Madrid mantuvo amistad y colaboró con algunos de los grandes pintores académicos del momento como Manuel Domínguez y Francisco Pradilla, cuyo estudió decoró con cerámicas.

el pintor pablouranga 1931El pintor Pablo Uranga, 1931. Ignacio Zuloaga.En el Norte, mantuvo amistad con los pintores Darío de Regoyos y Pablo Uranga.

El pintor Alfredo Perea colaboró con Daniel en algunas de las decoraciones murales que éste llevó a cabo junto con su hermano Germán: La Cervecería Escocesa de Madrid y los salones de la Diputación Provincial de Guipúzcoa en San Sebastián

Mención especial merece la amistad con su sobrino el pintor Ignacio Zuloaga, gracias al cual conoció a algunos de los pintores del grupo catalán modernista: Santiago Rusiñol, Ramón Casas y Miquel Utrillo. Entró en contacto también con Pere Romeu, propietario del famoso salón Els quatre gats, donde Daniel expondrá sus cerámicas.

ARQUITECTOS

Desde sus primeros años en la Moncloa, Daniel trabajó para los arquitectos más importantes del momento como Ricardo Velázquez Bosco, para el que hizo las decoraciones cerámicas del Palacio de Velázquez en el parque del Retiro o las del Ministerio de Fomento, ambas en Madrid; también en la capital decoró con cerámicas el Hospital de Jornaleros, proyectado por Antonio Palacios.
Muchos arquitectos de toda España quisieron que sus cerámicas decoraran sus edificios, aún a costa de renunciar a parte de sus beneficios, como ocurrió con Luis Bellido y Julio Galán en Asturias.
Fue amigo del arquitecto modernista catalán Gaudí, que empleó fragmentos de cerámica de la Fábrica de Vargas en Segovia para algunos de sus edificios. Daniel visitó la Sagrada Familia en unos de sus viajes a Barcelona.3-Sebastian MIranda-retrato DanielRetrato de Daniel Zuloaga por Sebastián Miranda. Escultura en cerámica. Segunda década s. XX. Museo de Ávila.
ESCULTORES

Daniel Zuloaga fue amigo y colaborador de algunos escultores españoles con los que intercambiaba ideas y aconsejaba en ocasiones: Mariano Benlliure, Ángel Ferrant y Paco Durrio.
Se conocen algunos de los modelos de Capuz, Mateo Inurria y sobre todo de Sebastián Miranda reproducidos en el taller de San Juan de los Caballeros de Segovia que hacia el año 1918 empezó a crear una serie de estatuillas, una de de las cuales representaría al propio Daniel en bata de trabajo y sosteniendo una de sus cerámicas.

FOTÓGRAFOS

El interés de Daniel por la fotografía hizo que se relacionara con muchos fotógrafos, a algunos de los cuales les encargó fotografías de sus pinturas y cerámicas para los catálogos y publicidad del taller: Moreno y Wünderlich.
Luis Ocharan, además de ayudarle en el proyecto del álbum fotográfico de El Quijote, utilizó sus fotografías como bocetos para las decoraciones cerámicas de su Casa del Paseo del Cisne y de la Gran Vía de Madrid, y de su Palacio de Castro Urdiales, en Cantabria.

OTROS CERAMISTAS

Daniel Zuloaga se relacionó con algunos de los ceramistas más importantes de España a principios del siglo XX, como Enrique Guijo, compañero de cátedra en la Escuela de Cerámica de Madrid, con el que elaboró el primer reglamento de la Escuela. Mantuvo amistad con Rafael Gestoso, historiador y ceramista, protagonista de la recuperación de la antigua cerámica sevillana del Renacimiento.

INTELECTUALES

Ignacio con su paleta a la diestra; Daniel  y Valle. Caricatura de Eugenio de la Torre Agero, Torreajero Ignacio con su paleta a la derecha; Daniel ofrece a Belmonte un botijo con motivos segovianos y Valle-Inclán a cuya izqda. se vislumbra la Plaza de Toros, Segovia, 1919. Caricatura de Eugenio de la Torre Agero, Torreajero.

En Segovia, Daniel Zuloaga se relacionó con muchas personalidades: el ingeniero Joaquín María Castellarnau al que enseñó cerámica, Rafael Breñosa, historiador y gerente del Banco Agrícola, Carlos Lecea, el poeta José Rodao y el catedrático Félix Gila.
En Madrid se relacionó con Benito Pérez Galdós, a quien decoró el patio de su casa, con Ramón del Valle-Inclán con quien participaba en la Tertulia del Gato Negro, el médico Gregorio Marañón y la política y crítica de arte Margarita Nelken, que elogió en algunos de sus escritos las cerámicas de su taller.
Especialmente hay que destacar la estrecha colaboración con el escritor y periodista Francisco Alcántara, fundador de la Escuela de Cerámica de Madrid.

 

 Texto de Daniel Zuloaga Khoyan