Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
Error
  • XML Parsing Error at 1:94. Error 9: Invalid character
E-mail

Relación de albeniz-1888 regoyos jpgAlbéniz en 1888, por Regoyos. con otros creadores

 

albeniz casa 2Albéniz por Casas.Los medios económicos que dispuso Isaac Albéniz gracias a su contrato con Coutts, le permitieron mantener en París un nivel de vida elevado.
A su casa acudieron numerosos músicos españoles, como Turina, Granados o Falla que se vieron beneficiados de su hospitalidad y generosidad.
Una gran unión, no sólo creadora sino también personal, entrelazaba a estos creadores. El poeta Gerardo Diego lo relata así:

"Era J. Turina el superviviente de una generación de músicos españoles y españolistas. Se puede decir que más que una generación, era una constelación de brillo simultáneo, aunque a distancias sucesivas escalonadas, la armonía resultaba de un arpegio que quedaba resonando. Intervalos aproximadamente de séptima separaban los natalicios de I. Albéniz (1860), E. Granados (1867), Manuel de Falla (1876), J. Turina (1882).
La distancia entre el mayor y el pequeño de los cuatro de España, que con Pedrell son nuestros "cinco", no era tan grande que en un momento no pudieran coincidir en ilusión y trabajo. Sucedió ello por los años de París, cuando Albéniz componía su "Iberia", y tenía discípulos en la Schola Cantorum, Falla acababa de llegar a orientarse, buscando su instinto en la guía de Dukas y Debussy, Granados menudeaba sus giras de pianista y soñaba ya sus "Goyescas", y Turina aprendía los secretos cíclicos con Vicent d`Indy".

Albéniz ya goza de prestigio cuando Turina y Falla comienzan a abrirse paso en París.

El encuentro entre Albéniz y Turina se remonta al año 1907 en que Turina estrenaba en el Salón de Otoño de París su primera obra, un Quinteto para piano e instrumentos de cuerda. Al término de la interpretación, Albéniz se presentó al músico sevillano. Media hora más tarde

"Caminábamos los tres, del brazo, por los Campos Elíseos, -cuenta Turina-. Después de atravesar la plaza de la Concordia, nos instalamos en una cervecería de la Calle Real, y allí, ante una copa de champagne y pasteles, sufrí la metamorfosis más completa de mi vida. Allí se habló de música con vistas a Europa, y de allí salí completamente cambiado de ideas. Éramos tres españoles, y en aquel cenáculo, en un rincón de París, debíamos hacer grandes esfuerzos por la música nacional y por España".

Postal envi Turina des ParisPostal enviada por Turina desde París.

El propio Turina describe a continuación el hogar de Albéniz en París:

"Nada más simpático y atrayente que el hogar de Albéniz. Catalán moldeado en andaluz, Albéniz hacía gala de su meridionalismo, obsequiando a sus amigos y sentándose al piano para hacer una extraña fantasía de sus "Iberia", en la que tomaban parte sus manos, su voz, y hasta su cigarro habano. Blanca Selva -pianista-, en todo su apogeo entonces, tocaba las piezas de la Iberia a medida que se iban publicando. Concurría también a estas veladas Fauré, cortesano y quintaesenciado compositor. Cierta noche apareció Ángel Barrios por allí con dos granadinos más. Llevaban guitarras, laúdes y bandurrias."

retarto de albeniz y arbosRetrato de Albéniz y Arbós.
Entre sus amigos más cercanos se cuentan el violinista Enrique fernández Arbós, el pintor Ignacio Zuloaga, el editor René de Castrera, el pianista Leo de Silka, el compositor Déodat de Séverac y el cantante Ignacio Tabuyo.

 

 

 

quinteto formado por jose agudo e. fdeaz arbos rafael hgalvez albeniz y agustin rubio  mallorca 1894. imprenta de jose tousQuinteto formado por J. Agudo, E. Fernández Arbós, Rafael Gálvez, Albéniz y Agustin Rubio. Mallorca, 1894. Imprenta de José Tous.

 

 

 

 

Isaac Albéniz

banner facebook

banner-EF2

DE-horizontal 1

banner-los-zuloaga

banner-fundacion-zuloaga