Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
Error
  • XML Parsing Error at 1:89. Error 9: Invalid character
E-mail

Relación de  marquina_x_casasRetrato de Eduardo Marquina, 1897-99. Ramón Casas, MNAC, Barcelona. con otros creadores

 


Eduardo Marquina fue persona de vida hogareña que gustará poco de tertulias. Lo cual no le impidió en sus primeros años literarios asistir a la bohemia tertulia barcelonesa de Els Quatre Gats, que frecuentara Picasso, así como posteriormente tener trato y amistad con lo más granado de la Generación del 98, con José Echegaray, con Joaquín Dicenta o con los pintores Ramón Casas e Ignacio Zuloaga
A Zuloaga le dedicó cinco sonetos con motivo de su triunfal regreso del Salón Nacional de París, en 1908.

I
Pisa Madrid, que es indolente villa,
suave en su depravada ligereza,
alcázar y mercado en una pieza,
en oros y en sillares amarilla.

Pisa Madrid, castillo de Castilla,
donde para en boato la nobleza;
torreón que fue antaño fortaleza
y hoy a la chusma pícara se humilla.

Pisa Madrid, y al tiunfo de sus soles
da el estandarte y la leyenda dura
que impusieron al mundo tus pinceles;

que al cabo es tradición entre españoles,
hijos de la conquista y la aventura,
el traer extranjeros los laureles

II

Dobla a Madrid la recia contextura
tú, gran monarca en corro de bufones,
y cuélgale tus lienzos por blasones,
si los puede aguantar su arquitectura.

Supremo dictador, negra figura,
yérguete a moderar sus expansiones
y haz que llegue a los últimos rincones
la ley de salvación de tu pintura.

Y que, al servir de evocación tu diestra,
la evocación el rostro nos azote
y el gesto tuyo trascendencia sea

a aquel otro castizo, con que muestra
al capitán soberbio en el garrote
el alcalde mayor de Zalamea.

III

Devotamente la canija Europa
fue tuya en el estrépito que hacías
cuando, llamado a su festín, servías
el viejo vino en la moderna copa.

Besó tu mano y adoró la tropa
de negras y doradas fantasías,
donde a tu España acatamiento hacías,
de sangre y fuego en la pintada roja.

Y fue de nuevo un fatigar los ecos
al recio nombre de la España fiera
por toda Europa en imperial arrastre;

mientras al son de sus palillos huecos,
Carmen cantaba su última habanera
en la gris madrugada del Desastre.

IV

Nos vuelves hoy, nos vuelves y abandonas
al brazo amigo el brazo fatigado,
o del combate en que las has ganado
o del trabajo de aguantar coronas.

Nuestra mano en las tuyas aprisionas
y quedas largo término embargado,
como aquel que a su hogar poco ha tornado,
el lugar examina y las personas.

No dudes..., es España. Esta es tu España,
banal, ligera, frívola, indolente,
y tan perdida en el villano roce,

que cuando la saluda y la acompaña
en tus pinturas la extranjera gente,
ella mira y no ve... No se conoce.

V

Lienzos que perpetuáis nuestra leyenda,
manos que en estos lienzos la dejaron;
lienzos que lienzo sois de nuestra tienda,
manos que por pendón los pasearon;

triunfadores volvéis de la contienda
al exiguo solar que nos dejaron;
lienzos llenos de amor como una ofrenda,
manos que amor y fuerza les pasaron...

Así un fragor de vida renaciente
surja al arrimo vuestro visionario
y a España se le limpien las cegueras,

o seréis desdeñados fatalmente,
lienzos de oficio trágico, sudario,
y manos que evocáis, sepultureras.

A Ignacio Zuloaga. Evocaciones y dedicatorias. Figuras contemporáneas

 

Sus pinitos literarios fueron en pareja con Luis de Zulueta, posterior ministro de Instrucción Pública. Con él redacta un manifiesto antitaurino y algún poema dramático.

En los primeros momentos Juan Valera, a pesar de algunas discrepancias, será su valedor literario. A su llegada a Madrid Azorín le prestó atención periodística y en los saloncillos de los teatros cultivó relación con Echegaray, los Quintero, Benavente y con Galdós; con este último entabló sincera amistad. Cuenta de ello dan los dos sentidos poemas que le dedicó: "Lírica electoral" y "Ante el cadáver de don Benito Pérez Galdós. (Como le vi, en su último escritorio de la calle de Hilarión Eslava)".

En su juventud la actitud regeneracionista tomada respecto al 'Problema de España', bien distinta de su posición posterior, le acercará a algunos escritores de la generación del 98. Tuvo correspondencia frecuente con Unamuno durante el primer decenio del siglo XX, quien sugirió: "es demasiado lírico para dominar el teatro a la española".

En efecto, cuando supera el problema de combinar la poesía con los menesteres dramáticos, el teatro de Marquina alcanza una valía destacable. Así por ejemplo en sus dramas rurales, como en La ermita, la fuente y el río, de 1927, estrenada con sonoro éxito por Margarita Xirgu, o en sus obras religiosas, El monje blanco, Teresa de Jesús o María la viuda.

xirgu_i_marquinaCon Margarida Xirgu, Cipriano Rivas Cherif y, de pie, Alfonso Muñoz.Trato con asiduidad a Enrique Díez Canedo por correspondencia. Y, como es lógico, trató con los mejores actores y actrices de la época: María Guerrero, Fernando Díaz de Mendoza y Margarita Xirgu.

En su periplo de once años por Iberoamérica tendrá contactos con distintos escritores, entre ellos el argentino Enrique Larreta y el peruano Ricardo Palma

En los inicios de los años 20 fue reconocido "consejero, amigo y protector" de Federico García Lorca a su llegada a Madrid. Además, consiguió que se representara la primera obra teatral del granadino, El maleficio de la mariposa. También intercedió ante Margarita Xirgu para favorecer el estreno de Mariana Pineda. Los dramas rurales de Marquina dejaron honda huella en el malogrado poeta del 27.

Fue el primer traductor del Arte poética de Paul Verlaine al español, pieza teórica clave del movimiento modernista. También vierte al castellano varias obras notables como la Chanson de Roland, Las flores del mal de Baudelaire, El primo Basilio de Eça de Queiroz o las obras completas de Guerra Junqueiro.

luis_mejiaEn 1925, Marquina escribe, en colaboración con el diplomático y autor cubano Alfonso Hernández Catá, Don Luis Mejía, en torno al adversario del Don Juan de Zorrilla. La obra supuso un gran éxito y se celebraron representaciones por toda España.

 

 

Eduardo Marquina

banner facebook

banner-EF2

DE-horizontal 1

banner-los-zuloaga

banner-fundacion-zuloaga